Cómo disfrutar del turismo cultural en familia

             Seguro que si eres padre o madre te has preguntado esto alguna vez. Lo bueno de visitar lugares con encanto es que no necesitas ser un erudito, ni tan siquiera tener amplios conocimiento en historia o arte. Los niños no lo son, y os aseguro que tras estas recomendaciones que os voy a dar disfrutarán del patrimonio como nunca antes. El turismo cultural es ese patito feo del turismo, que solo reclama el interés principal de unos pocos, y cuyos visitantes lo son por derivación de otros turismos más “emocionantes”. Pero todo eso, claro, se debe al anquilosamiento del mensaje. Cuando los niños no quieren garbanzos, ¿no los pasamos por el pasapuré para que estén más ricos? Pues eso es de lo que adolece el turismo cultural. Los secretos que los monumentos y rincones con historia esconden son los mismos que alimentaron nuestra imaginación cuando éramos niños. Exactamente los mismos. En la verticalidad de un castillo, la sobriedad de una catedral o el brillo de una vidriera residen fantasías y aspectos que nos inspiraban cuando éramos niños. Quizás sea por eso que de mayores somos proclives a proteger el patrimonio. Sea como sea, anima a tus hijos a que disfruten de la historia. Haz la prueba, disfrutarán ellos y disfrutaréis los padres. Para empezar, trata de generar expectación antes de visitar un monumento. Puedes decir a los niños que vais a ver un castillo que fue cien veces asaltado y nunca conquistado. Que subiréis a una alta torre y dispararéis con arco tal como hacían los defensores en el medioevo. O que las catedrales eran símbolos de poder de los obispos, y que se construían con los impuestos que sus hombres, a punta de espada, robaban a los campesinos. Puedes explicarles que las grandes piedras de las bóvedas y los pilares las subían con máquinas de madera, y que tenían que trabajar cientos de obreros para levantarla en veinte, treinta o más años. Juega con su imaginación, siempre contándoles la historia lo más veraz posible, y veras como, de sopetón, la imaginación de todos, incluido vosotros, echa a volar. Una vez allí, llegó el momento de alzarla completamente al vuelo. No dudes en nombrar a tus hijos defensores...

Learn More

Estamos preparando algo muy gordo en la provincia de Huesca

Lo venimos anunciando desde hace meses. En tiempos de cambio, la innovación y las nuevas ideas son las que nos hacen avanzar. Y ha llegado la hora de que descorchemos esta botella de champán. En la provincia de Huesca, la historia y el patrimonio son un imprescindible motor de desarrollo. Constituyen un factor capital que genera miles de euros en ingresos a la hostelería, museos, monumentos y otros sectores, sin contar con el movimiento de turistas y consumidores culturales que desvía hacia otras actividades turísticas. En Medievalia hemos apostado fuerte por un turismo cultural de calidad, y muchas administraciones se han dado cuenta que para sobresalir a nivel nacional, tienen que hacer de sus conmemoraciones y fiestas históricas eventos de calidad, espectacularidad y rigor. Rigor y calidad en el vestuario, en los hechos, en los actos. Desde hace unos años parece que los actos escénicos y representaciones han hecho de “intrusistas” profesionales en la historia y el patrimonio, convirtiendo el pasado en una comparsa de eventos sin vestimenta rigurosa, elementos reales, datos consensuados ni didáctica. Este 2014 es el año de la profesionalidad y el rigor. Es el año de la democratización de la historia, donde los entes públicos van a dar las herramientas de conocimiento a la población para que ella juzgue, sea más culta y utilice su pasado para evitar que nadie les robe su presente. Y, además, disfrute como nadie con escenas que quitan el hipo. En fin, que espectáculo y rigor no son antónimos, ¡al contrario! Son sinónimo de calidad. Y ahora lo van a ver. De momento les avanzo las diez visitas con recreación histórica que vamos a realizar en el castillo de Monzón. Un hito sin parangón en nuestra comunidad autónoma, pues nada antes así se ha realizado. El visitante podrá ver en directo una carga de caballería real, con armaduras y armas reales, combates reales entre caballeros, escenas de recreación medieval donde los templarios harán uno de sus actos litúrgicos en vivo, entre otras muchas cosas más. Y todo eso mediante una visita guiada al castillo: espectáculo, rigor, dramatización y calidad, mucha calidad. De momento, les pongo aquí el calendario y el teaser (vídeo promocional) que hemos grabado para el ayuntamiento de Monzón, donde se conmemora el...

Learn More

La música altoaragonesa en el siglo XI

Les propongo jugar a ser historiadores. Es más sencillo de lo que parece, siempre y cuando comprendan el contexto de la fuente que se proponen estudiar; pero estén tranquilos, a eso les ayudo yo. Vamos a escoger una fuente que no sea documental (por eso del rollo de la paleografía), sino escultórica. Ver, tocar y deleitarse. La fuente que he escogido subí a propósito para contemplarla y fotografiarla este pasado fin de semana. Se trata uno de los capiteles del magnífico pórtico románico de la catedral de Jaca (la denominada lonja chica). ¿No han estado nunca? No sé qué hacen que todavía no la han visitado. La catedral de Jaca es uno de los templos románicos más importantes de Europa, por su singularidad, su carácter pionero y su exclusividad tipológica. El capitel se encuentra en la actualidad en el claustro de la catedral, en el Museo Diocesano de Jaca. Es, a fin de cuentas, una de las joyas del museo. En realidad, se tienen dudas de la ubicación original, pues al estar labrado por sus cuatro caras, como si se tratara de un elemento exento, parece negar el hecho de que se encontrara en la lonja chica. Por ello, recientemente, el estudioso del románico aragonés Antonio García Omedes ha propuesto la posibilidad de que el capitel figurara en el parteluz de la entrada oeste de la catedral. Sea como fuere, lo que nos interesa a nosotros es el contenido del mismo, pues se trata de un testimonio de primer orden para conocer uno de los aspectos fundamentales de la vida cotidiana en la Edad Media: la música. En concreto la música altoaragonesa del siglo XI, que es la fecha en la que el maestro de Jaca esculpe el capitel. En él aparece una pléyade de músicos tocando al unísono alrededor del rey David, quien se muestra sentado en el centro de la cara central sobre una silla tijera. De hecho, él mismo toca una vihuela de arco, instrumento de cuerda. Aunque lo más probable, dentro de ese mismo género de instrumentos, es que se trate de una lira bizantina, tal como muestran otros capiteles de la época. Analizar los instrumentos que aparecen en este capitel de la catedral de Jaca nos va a permitir...

Learn More

Signum Regis. La firma de todos los reyes de Aragón

            Esta semana el tema va de firmas. Os traigo un trabajo titánico que me ha tenido enfrascado buscando en un gran número de archivos (repositorios digitales), para encontrar todas las firmas de los reyes de Aragón. Del primero hasta el último.             El signum regis era el signo, rúbrica o firma real que los monarcas estampaban en todos los documentos oficiales de cancillería. Era el distintivo que dotaba de oficialidad al documento, casi siempre acompañado de la firma del notario o escribano principal, que venía a ratificarlo, o de alguno de sus escribanos de cámara. Es curioso constatar cómo el análisis de las rubricas reales nos desvela aspectos que muchas veces nos pasan desapercibidos. Tendencias, manías o inclinaciones de los monarcas; el factor ideológico y conductual jugaba un papel muy importante. Iniciamos, pues, un análisis de todos los signum regis de los reyes de Aragón, donde os contaré curiosidades y aspectos muy interesantes. ¿Comenzamos?             El primer rey de Aragón fue Ramiro I (1035-1063), hijo de Sancho III el Mayor de Navarra. Aunque fue su primer hijo, la ilegitimidad de ser concebido fuera de matrimonio real le confirió un territorio muy pequeño: el reino de Aragón. La cruz latina era su signum regis, el que estampó en todos los documentos oficiales.    Su hijo Sancho Ramírez (1063-1094) heredó el reino de Aragón, anexionándose también el de Navarra a proposición de los nobles pamploneses. Fue el primer rey que viajó a Roma para infeudarse al Papa. Es curioso constatar cómo la diversidad de las firmas reales era común en estos primeros monarcas aragoneses. Sancho Ramírez tuvo cuatro hijos, de los cuales tres reinaron. El primogénito fue Pedro I (1094-1104). En vida su padre lo había vinculado al trono dándole el acapto (nueva conquista) de Monzón, donde el rey Sancho instituyó un reino propio para su hijo. Pero pronto heredaría todos los territorios reales tras morir su padre durante el sitio de Huesca. La peculiaridad del signum regis de Pedro I es que este monarca firmaba en árabe. ¿Por qué? La historiografía todavía no ha sabido dar una respuesta a este enigma. Algunas hipótesis apuntan a que lo hacía para evitar falsificaciones, o bien para emular el boato de las...

Learn More

Los esponsales de Ramón Berenguer IV y Petronila de Aragón: Uno de los mayores braguetazos de la Edad Media.

Supongo que sabréis perdonarme la vulgaridad, pero es el mejor término que existe para describir lo sucedido el 11 de agosto de 1137.             Aquella calurosa mañana de verano, en Barbastro, el rey de Aragón Ramiro II hacía entrega de su hija, Petronila, de tan solo un año de edad, al conde de Barcelona, Osona, Gerona y Cerdanya, Ramón Berenguer IV. El conde, lozano guerrero de veinticuatro años, se convertía en señor feudal del reino de Aragón, rindiendo homenaje únicamente a su futuro señor natural, el rey Ramiro. Pero, ¿por qué la donación del reino? ¿Y por qué en tales términos? Primero de todo tenemos que entender el factor ideológico de la primera mitad del siglo XII. Peyronella (o Peronella en catalán) entregaba como dote el reino de Aragón, como era común en el derecho navarroaragonés. Admitida es la tesis de Antonio Ubieto por la cual el enlace tuvo lugar conforme a la institución jurídica aragonesa denominada “Casamiento en casa”. Otros autores, no obstante, han puesto en duda tal conclusión, puesto que, aducen, esta institución no aparece formalmente registrada hasta el siglo XIV. Sea como fuere, es de justicia acotar que las compilaciones de fueros y corpus legales en la Corona no tienen lugar hasta el siglo XIII, y que en ese mismo siglo XII existen otros ejemplos de “Casamiento en casa”. Que no aparezca reflejado en ningún corpus legislativo de la época no implica que no existiera en la costumbre del derecho privado. También es cierto, no obstante, que la tesis todavía sigue estando en tela de juicio, como corresponde a las formulaciones científicas de cualquier disciplina. Sea como fuere, el gobierno del reino de Aragón, junto con todas sus tierras y hombres, pasaba a formar parte del patrimonio condal, que, a su vez, quedaba infeudado al del rey Ramiro. Los sucesores de tal enlace, si los hubiera, serían reyes de Aragón y condes de Barcelona. Si se diera la fatalidad de que Peyronella no sobreviviera a su marido, éste podría disponer libremente del reino aprehendido. Era una jugada arriesgada la del rey. Se lo estaba jugando todo a una carta. Pero es que no tenía otra opción. ¿Por qué lo hizo? Al morir su hermano Alfonso, el legendario Batallador, este decidió contravenir...

Learn More

Cuando Aínsa valía su peso en oro

Hubo un tiempo, allá por el siglo XIV, que el norte del reino de Aragón era vertebrado comercialmente por tres ciudades: Jaca, Aínsa y Graus. Así lo quisieron los reyes, pues esos territorios eran de realengo en su gran mayoría, es decir: pertenecían al patrimonio particular del rey. De todas ellas, Aínsa se erigió como la ciudad que controlaba casi todo el comercio que circulaba por el solar prepirenaico, constituyendo el punto de partida de las rutas comerciales que comunicaban con el Midi francés y la ciudad de Toulouse. Las rutas hacían escala en la villa del Cinca, para cruzar el Pirineo por Gistaín y Plan, el paso tradicional hacia el reino de Francia. De todo ello se dieron cuenta pronto los reyes de Aragón, que se aprestaron a establecer una serie de gravámenes de todas las mercancías que pasaban por Aínsa, del mismo modo, colocaron funcionarios reales que controlaran los pesos, las medidas, los precios y los tributos. Todo comienza en 1296, fecha en la que Jaime II autoriza a los ainsetanos la celebración de una feria durante la advocación de San Lucas, acontecimiento que duraba quince días. Sabemos que con anterioridad Aínsa ya era una urbe comercial, pues así lo establece la carta dotal otorgada por Alfonso I en el siglo XII. Esta feria supuso el punto de partida del crecimiento comercial y demográfico de la villa, pues documentos sucesivos obligan a que los pueblos del territorio se rijan por las normas comerciales ainsetanas. Incluso Pedro IV establece en marzo de 1381 que Boltaña se le una. Es durante este siglo XIV cuando Aínsa despega, instituyéndose en una urbe que albergaría bullicio en cualquier momento del calendario, donde los comerciantes de este y aquel lado del Pirineo vivían todo el año o pasaban largas temporadas. El concejo recaudaba grandes sumas de dinero mediante pontazgos, portazgos, pechas…, a causa de la ingente cantidad de mercancías que en la villa pernoctaban De hecho, el urbanismo que podemos disfrutar en la actualidad es fruto de esta preponderancia comercial. ¿Por qué creen, si no, que la urbe poseía una plaza de semejante tamaño? ¿Se han fijado en su monumentalidad? Es una plaza propia del urbanismo del siglo XIV, donde muy probablemente se derribaron y comunicaron calles...

Learn More

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies